domingo, 9 de abril de 2017

Los Nueve Estudiantes de Little Rock



En 1968 el Tribunal Supremo de Estados Unidos declaró inconstitucionales todas las formas de segregación racial. Hasta entonces, la separación por grupos de población considerados "racialmente diferentes" estaba amparada por la ley. A pesar de ello, la realidad es que la segregación racial había ido desapareciendo paulatinamente desde los años 50, y había dado un paso de gigante en 1964 con la aprobación del Acta de los Derechos Civiles, dejando para la historia imágenes inconcebibles hoy en día.


Pero retrocedamos unos pocos años. A principios de los años 50 Estados Unidos todavía era una nación segregada y, entre otras muchas cosas diferenciadas, poseía dos sistemas educativos distintos, uno para ciudadanos negros y otro para blancos. En 1954, y tras una larga lucha, la Corte Suprema de los EEUU declaró de forma unánime que la segregación en las escuelas públicas era inconstitucional. A partir de ese momento cualquier ciudadano estadounidense de cualquier raza o religión podía acudir a cualquier escuela pública norteamericana.



Era 1957, solo habían pasado tres años desde el fin de la segregación en las escuelas, y los primeros estudiantes negros se habían matriculado en la Escuela Central de Little Rock, pero asistir a las clases no iba a ser algo sencillo.

La tarde del 2 de septiembre, el gobernador de Arkansas, Orval Faubus, anunció durante un discurso televisado sus intenciones de prohibir la entrada de dichos estudiantes movilizando a la Guardia Nacional del estado para que rodease Little Rock Central High School. El gobernador ordenó a los militares que evitasen la entrada de cualquier estudiante negro con la excusa de proteger a ciudadanos y propiedades de la posible violencia de los manifestantes que se dirigían en caravanas hacia Little Rock para protestar por la decisión de la Corte Suprema.






El 4 de septiembre comenzaban las clases. Cuando nueve estudiantes negros (desde entonces conocidos como los Nueve de Little Rock) intentaron entrar en la escuela, la Guardia Nacional de Arkansas, obedeciendo la orden dada por su gobernador y entre gritos racistas de la multitud, les impidió la entrada.
 
Ninguno de los Nueve de Little Rock (que tenían entre 15 y 16 años) intentó acudir la escuela al día siguiente, era el 5 de septiembre de 1957. Ese día, el consejo escolar de Little Rock solicitó la suspensión del plan de desegregación, pero dos días después, la demanda fue negada por Ronald Davies, juez del distrito federal.
 
 
 
Seis días después, el 20 de septiembre, el juez Davies decidió que Faubus no había utilizado las tropas de la Guardia Nacional de Arkansas para preservar la ley y el juez ordenó que las tropas fuesen retiradas. Los nueve pudieron entrar por fin. Sin la Guardia Nacional, la policía de Little Rock trató de mantener el orden pero fue incapaz. Cuando la muchedumbre descubrió que estudiantes negros estaban dentro, comenzó desafiar a la policía y abalanzanzarse hacia la escuela entre gritos y amenazas. Temerosa de que la policía fuese incapaz de controlar a la multitud, la administración de la escuela desalojó a los estudiantes negros por una puerta lateral antes del mediodía. Clasificando el desorden como “vergonzoso”, el propio Presidente Eisenhower ordenó que parte de la División Aerotransporte Nº 101 del Ejército de EEUU fuese destacada en Little Rock y puso la Guardia Nacional de Arkansas bajo ordenes federales.
 
 
 
Al fin, el 25 de septiembre, acompañados por soldados de la 101, los Nueve de Little Rock, entraron a la escuela y comenzaron su primer día de clases completo, 21 días después de que hubiese comenzado el curso. Las fotos de ese día, de unos adolescentes teniendo que ser escoltados por el ejército para ir a clase, darían la vuelta al mundo.
 
La presencia de las tropas federales se mantuvo durante todo el año escolar. En el interior del edificio, sin embargo, los nueve estudiantes seguían siendo acosados por muchos de sus compañeros. Incapaz de tolerar el abuso continuo, una de los Nueve, Minnijean Brown, se enfrentó a ellos y fue expulsada de la escuela secundaria Central en febrero de 1958. Terminó sus estudios en Nueva York. El 25 de mayo de 1958, Ernest Green, recibió su diploma e hizo historia como el primer negro en graduarse en la escuela secundaria Little Rock Central.

FUENTE [LINK]

0 comentarios:

Publicar un comentario